Hoy por hoy, casi todo el mundo tiene microondas en casa. Se ha convertido en un electrodoméstico imprescindible al que constantemente recurrimos en los quehaceres diarios: calentar la leche del desayuno, prepararse una infusión, descongelar alimentos, preparar un biberón… Se podría decir que no nos planteamos nuestro día a día sin microondas. De hecho, si se nos rompe, ni nos planteamos repararlo. Directamente compramos otro para asegurarnos de que no pasamos demasiado tiempo sin microondas en casa.

El mantenimiento de los microondas no es muy complicado, sin embargo, necesitan de un mínimo imprescindible para que funcionen bien. En concreto, con limpiarlo con cierta frecuencia, a priori, es suficiente. Además, es especialmente importante mantenerlo limpio si queremos garantizar la salubridad de nuestra familia, puesto que allí cocinamos o calentamos la mayoría de los platos que después se comen nuestros seres queridos.

Pero es cierto que limpiar el microondas es de las tareas más desagradables de la cocina. Es un espacio pequeño, interior, con paredes laterales y techo, lleno de salpicaduras y el plato giratorio (para los que lo lleven, los nuevos la mayoría ya no tienen plato) tampoco ayuda a que su limpieza sea precisamente cómoda.

Si, además, queremos limpiarlo de una forma ecológica, sin el uso de productos químicos que puedan alterar el sabor o el estado de los alimentos, se hace aún más complicado. Así que, este truco te parecerá especialmente interesante.

5 PASOS PARA LIMPIAR EL MICROONDAS DE FORMA ECOLÓGICA

  1. Coge un bol de agua que quepa en el microondas y llénalo de agua.
  2. Corta 3 limones y exprime su jugo en el interior del bol.
  3. Después, mete también los 3 limones en el bol.
  4. Introduce el bol en el microondas y ponlo en funcionamiento durante 5 minutos a la máxima potencia que tenga tu microondas.
  5. Por último, humedece ligeramente una bayeta con agua y pásala por las paredes del microondas.

¡Y listos!, tendrás un microondas reluciente y desinfectado gracias al efecto del limón y todo sin esfuerzo ni productos químicos.

Los ácidos, como el limón y el vinagre, suelen ser grandes aliados naturales para la limpieza de los elementos del hogar. En próximos posts, os daremos algún otro truco doméstico utilizando estos elementos para que limpiéis fácilmente en casa de forma ecológica y, sobre todo, económica.

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo con quien quieras utilizando los iconos inferiores o bien dejarnos algún comentario o pregunta que tengas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *